Only at Grand Chelem

Si los automóviles Koenigsegg son literalmente los más rápidos del mundo, la historia de la empresa parece haber seguido una trayectoria similarmente vertiginosa. Desde la presentación de su primer concepto en Cannes en 1997, el desempeño de estos vehículos diseñados por Christian von Koenigsegg continúa rompiendo barreras y reescribiendo todas las reglas de diseño automotriz.

 

Con potencias que exceden los 1,200 caballos de fuerza, la mejor relación de peso a potencia de la industria, excelentes sistemas de frenado y un diseño aerodinámico acorde a estas características, los automóviles de la línea Koenigsegg dominan varias categorías de la industria automotriz, posicionándose como verdaderos mega autos.

Los autos de producción más rápidos del mundo